Nuevas esperanzas contra el VIH

Los expertos suscitan nuevas esperanzas con un posible tratamiento contra el VIH

Los expertos de biociencias de la Fundación de Sangamo, Richmond, California anunciaron el domingo, 18 de septiembre, que han logrado crear un nuevo tipo de terapia contra el VIH/SIDA. Ellos afirman que su nuevo enfoque ayudará enormemente a los investigadores que están en busca de una forma de combatir esta enfermedad.

Prácticamente, el equipo demostró que es posible utilizar una terapia basada en células para reducir considerablemente la cantidad de VIH en el cuerpo del paciente. El anuncio fue hecho durante la edición número 51 de la conferencia Interscience sobre los agentes antimicrobianos y quimioterapia, celebrada en Chicago, Illinois.

Una de las razones por la cual la nueva investigación es tan sobresaliente es el hecho de que los medicamentos que luchan actualmente contra el VIH sólo tienden a cuidar de los síntomas, sin contribuir en la reducción de las concentraciones de VIH en el organismo. 

En el nuevo enfoque, los expertos se centran exclusivamente en prolongar la vida de las células T, los destinos preferidos del VIH al infectar el cuerpo humano. Estas células son muy adecuadas para luchar contra el invasor, pero generalmente están deshabilitadas antes de que puedan crear una respuesta eficaz.

En primer lugar, los investigadores eligieron algunos pacientes sometidos a la terapia antirretroviral y después eliminaron la mayoría de las células T que contenían el famoso receptor CD4, la puerta de entrada del virus en las células.

Tras este procedimiento, las células T fueron expuestas a nucleasas con dedos de zinc, una enzima que es especialmente útil para eliminar el gen que subyace a la función de un co-receptor de CD4, llamado CCR5. Después de esto, los expertos volvieron a implantar las células T depuradas en el paciente.

Aunque esto puede parecer un poco extremo, los investigadores informan que fueron capaces de obtener células T viables después del procedimiento, que aguantaron en el torrente sanguíneo sin caer víctimas a las infecciones VIH.

Esta investigación fue estimulada por unos estudios que indican que los individuos con una mutación natural en el gen CCR5 tienden a ser inmunes a los efectos del VIH. 

"Los datos son muy alentadores. Estamos viendo una correlación estadísticamente significativa entre nuestro tratamiento y la reducción de la carga viral. Este es un gran paso hacia nuestro objetivo de desarrollar una cura funcional para la enfermedad”, explica Edward Lanphier, el director ejecutivo de la Fundación de Sangamo.

"Estos resultados son alentadores y podrían ser de gran ayuda en nuestro nuevo estudio, a través del cual esperamos dar un paso adelante con respecto a esta cuestión", agregó Ellen Feigalm, la vicepresidenta de E&D del Instituto de California para Medicina Regenerativa, citada por la revista Technology Review.