La determinación de factor reumatoide puede solicitarse si se tiene signos y síntomas de artritis reumatoide. Entre los síntomas se pueden incluir dolor, calor, hinchazón y presencia de rigidez (por la mañana) en las articulaciones y nódulos subcutáneos.

También, se suele solicitar esta prueba cuando un paciente presenta síntomas sugestivos de síndrome de Sjögren, como sequedad ocular y de mucosas, piel seca y dolores musculares y articulares.

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa. Se recomienda que para la realización de este análisis el paciente se presente al laboratorio con un periodo de ayuno de 8 horas.